miércoles, 30 de septiembre de 2009

De Líder a Coach

Un líder diferente a través de una Inteligencia diferente Coach

El coach no da órdenes sino que comparte objetivos, no sanciona; detecta, neutraliza y disuelve los obstáculos en el desempeño de las personas y equipos que están bajo su responsabilidad.

El coach es una persona adiestrada para detectar dónde se "frena el serrucho", detecta el punto de inflexión en el cual la persona encuentra barreras que limitan sus capacidades para desempeñarse productivamente.

Las herramientas esenciales para un coaching eficiente - según mi opinión - son la aplicación correcta de generar preguntas clave y un excelente dominio de PNL el diálogo que modela la conciencia emocional indispensable y la confianza que posibilita la descentralización de autoridad en auténtica delegación.

Poder determinar el nivel de conciencia emocional de las personas y equipos es la habilidad prioritaria en la que opera el coach. Se determina, con adecuado diagnóstico y parametrización, qué emociones básicas caracterizan a los miembros de la organización y del equipo en el que se mueve el coach. Son nuestras emociones las que nos permiten hacer, pues nos predisponen a actuar de una forma y no de otra.
Un buen coach posibilita logros en las personas, debe alcanzarse una gran capacidad de diálogo, de escucha activa, de dirección consciente de la simpatía.
El coach será el nuevo guía en las organizaciones con una nueva administración mas flexible rompiendo los viejos esquemas de cómo se conocían las tendencias de los lideres del pasado.

Actualidad

Loading...